articulo

Las variables también hacen travesuras

Este post va enfocado más a la forma en que declaramos variables y /o leemos código de otros programadores, y de aquí viene la importancia de la normalización de las variables.

Todo empezó

En una ocasión que tocaba realizar unas modificaciones a la un segmento de código de un proyecto en particular, resulta que el proyecto para ejecutarse debe de comunicarse con un API y para ello hay que crear una instancia de comunicación, que permita hacer uso de ella y demás.

El detalle

Fue que todo estaba bien pero al hacer uso de una de los métodos, en ocaciones no funcionaba bien y en otros sí sin problemas. Y El código hacía lo que se requería.

Pero al comentar la situación con el equipo, y de manera razonable el problema parecía que se centraba más en que el ambiente virtual no era el mismo al momento en que se ejecutaba, Pues virtualmente la versión de la librería era el adecuado, las pruebas salían bien. Incluso al indicarle al IDE al hacerle las pruebas de comunicación marcaba error. Y por eso se consideraba justamente que el problema radicaba en indicar el ambiente virtual tomar.

Entonces se opta por quitar todos los ambientes virtuales y dejar solo uno, el IDE toma ese ambiente y pum aún sigue marcando el mismo error, de no poder conectar con el API, y si llegaba a conectar marcaba que ese atributo no existe dentro de la API. Se toma la iniciativa de ejecutar el código fuente en otro equipo, con otro sistema operativo, creyendo que pudiera ser alguna cuestión de arquitectura o algo así.

El detalle es que al crear el ambiente en otro equipo, con otro sistema operativo, se realiza la prueba de conexión y funcionaba, se verifica la existencia del atributo y existe. Entonces se valida la versión de la librería y era la misma, se comprueba el origen y es el mismo. Y entonces el problema ¿dónde radicaba? era la gran cuestión.

La solución

Llego cuando al comprobar los mismos datos del otro equipo en la maquina donde se estaba trabajando, ver que coincidía y que aún marcaba los mismos detalles, se hace la prueba de ejecutar todo el fuente en el otro equipo resultando que también marcaba el mismo error.

Entonces se empieza a hacer un debug sobre cada línea y se va dando cuenta que las variables usadas para hacer una instancia de la API, estaban mal. Y a simple vista se veía bien las instancia y el llamado a la misma. Pero tenían nombre que no hacía referencia mucho a ellas.

La moraleja

Es que siempre es importante crear las variables que se usen haciendo referencia a lo que contendrá, ya que en la actualidad es fácil declarar una variable que sea solo una letra y que sea reasignada indefinidas veces durante el transcurso del programa perdiendo sus valores originales. Afectando a otras partes del programa. O normalizarlas. para evitar esos detalles.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *